Estudios de inundabilidad

06/04/2018

A lo largo de la historia, los núcleos de población han tendido a expandirse hacia entornos que favorecieran una buena comunicación, principalmente zonas costeras y valles fluviales. Los entornos cercanos a los ríos son lugares aparentemente favorables para el desarrollo urbano debido a su amplitud, a su topografía relativamente plana y a la fertilidad de sus tierras. No obstante, estas planicies desarrolladas entorno a los ríos forman parte del dominio fluvial y son conocidas como llanuras de inundación, formadas por sedimentos transportados por los ríos. Las viviendas, naves industriales, complejos deportivos y demás bienes materiales instalados en estas zonas están expuestos a las inundaciones producidas como respuesta a elevadas precipitaciones. Para controlar esto, la legislación vigente establece que las nuevas construcciones o remodelaciones de edificaciones construidas en zonas cercanas a ríos o arroyos tienen que presentar un estudio de inundabilidad favorable para obtener el permiso de obra.

 

¿QUÉ SON LOS ESTUDIOS DE INUNDABILIDAD?

Se trata de documentos realizados por personal técnico cualificado que permiten definir la peligrosidad frente a inundaciones relacionadas con eventos de precipitación de diferente recurrencia o periodo de retorno. Es decir, son estudios que permiten evaluar y valorar de manera precisa si una zona puede ser afectada por una inundación. De esta manera se puede analizar cual será la extensión y la altura de la lámina de agua durante el desbordamiento de un río. Su elaboración requiere estudiar de manera detallada las precipitaciones en la zona. Para ello hay que tener en cuenta múltiples parámetros como por ejemplo las características de la cuenca en la que se ubica la zona a estudiar, la geología, geomorfología, permeabilidad del terreno,… Estos datos permiten caracterizar hidrológicamente la cuenca y determinar los caudales correspondientes a eventos de inundación ligados a diferentes periodos de retorno.

 

¿QUÉ DICE LA NORMATIVA?

La legislación vigente recoge toda la problemática ligada al riesgo de inundación a través de la Ley de Aguas (RD 1/2001, de 20 de julio), el Plan Hidrológico Nacional (Ley 10/2001, de 5 de julio) y los planes de Protección Civil elaborados por la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas. La legislación establece la necesidad de que los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) tengan en cuenta medidas de ordenación territorial y urbanismo que incluirán limitaciones en los usos del suelo para construcciones o restauraciones de edificaciones en zonas inundables, que establezcan criterios para considerar un territorio no urbanizable o urbanizable con restricciones. Se considera una zona inundable a “los terrenos que puedan resultar inundados por los niveles teóricos que alcanzarían las aguas en las avenidas cuyo período estadístico de retorno sea de 500 años, atendiendo a estudios geomorfológicos, hidrológicos e hidráulicos”.

 Delimitación del Dominio Público Hidráulico de acuerdo con la Ley de Aguas (RD 1/2001).

 

¿POR QUÉ SE SOLICITAN? ¿QUIÉN LOS SOLICITA?

Cuando se presenta la solicitud para realizar una obra de nueva construcción o la restauración de una edificación, el expediente es examinado por la Administración pública correspondiente. En caso de que la obra haya sido proyectada en zonas próximas a ríos o arroyos, y que por tanto pueda ser susceptible de ser afectada por inundaciones, la Administración solicitará un estudio de inundabilidad que permita decidir si esa construcción puede llevarse a cabo o si por el contrario hay restricciones (limitaciones o petición de modificaciones en el planteamiento) o incluso toman la decisión de denegar el permiso de construcción.

A) Vista de la Catedral Notre-Dame de Paris desde el puente Saint-Michel durante la inundación histórica de París ocurrida en 1910 (foto tomada de paris-unplugged). B) Misma vista en una situación de crecida del río Sena en marzo de 2018. C y D) Marca de la altura alcanzada por la inundación histórica de enero de 1910 en torno al Museo de Orsay.

 

¿QUÉ PARTES TIENE UN ESTUDIO DE INUNDABILIDAD?

Los estudios de inundabilidad son estudios bastante detallados que constan de varias partes (pueden variar en función del técnico y/o empresa que los realice). Normalmente el informe incluirá:

      1. Compilación y procesado de la información de partida

En esta primera fase se buscará y solicitará toda la información disponible de la zona de estudio que permita caracterizar la cuenca hidrográfica, la geología y geomorfología donde se encuentra la zona estudiada. 

​      2. Levantamiento topográfico detallado

Se necesita un alto nivel de detalle de la topografía en el entorno del cauce y la zona a estudiar. A mayor detalle de la topografía, mayor grado de fiabilidad tendrá el estudio de inundabilidad. Para ello se necesitará contactar con Topógrafos que realicen un levantamiento topográfico detallado. Esto cobra mayor importancia cuando se trata de estudios de detalle o vivendas unifamiliares.

​      3. Análisis de la precipitación

Un análisis de la precipitación por diferentes métodos, a partir de los datos climáticos de estaciones pluviométricas cercanas, permite calcular la precipitación máxima esperada para los diferentes periodos de retorno.

​     4. Estudio hidrológico

A partir de todo lo anterior se lleva a cabo el estudio hidrológico que permite calcular el caudal máximo de avenida esperable para un periodo de retorno específico (al menos 100 y 500 años) en un punto concreto de la cuenca.

      5. Estudio hidráulico

Por último, mediante programas específicos de modelización hidráulica donde se introduce la geometría de la cuenca (topografía y construcciones presentes) y los datos de flujo, se realiza una modelización o simulación obteniendo el calado y la velocidad del flujo de agua para los diferentes puntos del tramo estudiado. De este modo se conoce la extensión y altura alcanzada por la inundación. También se calcula la zona de flujo preferente y la vía de intenso desagüe que, según su definición, es "aquella que para la que la avenida de 100 años puede producir daños graves sobre las personas y los bienes". Finalmente se representaran las cartografías de estas zonas en las que se observará si la construcción proyectada es afectada o no por los eventos de inundación.

Mapa de la inundación de histórica de Paris de 1910 (imagen tomada de paris-unplugged). A la derecha se muestra un ejemplo de modelización hidráulica llevado a cabo con software específico.

 

¿QUIÉN LOS REALIZA?

A la vista de todo lo anterior, se desprende que se trata de un estudio bastante detallado para el que se requiere de un nivel de conocimiento técnico avanzado en el tema. Por ese motivo, si recibe una notificación solicitando un estudio de inundabilidad, debe contactar con especialistas. Los técnicos especializados en la realización de este tipo de estudios son principalmente graduados en medioambiente y geólogos con gran experiencia y conocimiento en geomorfología en estrecha colaboración con topógrafos.

 

En ASCIEM Consulting S.L.P. tenemos gran experiencia en la realización de estudios de inundabilidad. Si le han solicitado un estudio de inundabilidad, no dude en ponerse en contacto con nosotros y le asesoraremos.

Compartir en Facebook
Tweet
Please reload

Entradas destacadas

Inundaciones en Asturias por una tormenta de verano

13/07/2018

1/6
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

CONTACTO

Utiliza nuestro formulario de contacto o llámanos al

REDES SOCIALES

  • facebookblanco64
  • twitterblanco64
  • linkdinblanco64